Tratamientos Terracota

lunes, 6 de marzo de 2017

Limpieza de suelos de barro exteriores con máquinas de agua a presión : Un error que puede salir muy caro

Hoy en día se ha puesto muy de moda la utilización de máquinas de agua a presión para limpiar desde nuestro coche, fachadas, suelos, etc.

Si bien es cierto que el resultado que se obtiene en la mayoría de los casos es muy positivo, hay que tener muy encuentra que estas máquinas trabajan a unos bares de presión en lo que a ninguno se nos ocurriría poner la mano debajo, si no queremos sufrir daños y que decir un gran dolor.

Esto que acabo de comentar que parece no venir a cuento, lo digo porque el pavimento de barro no es más que como su propia palabra dice barro cocido.  Si alguna vez se nos ha roto una maceta de terracota, podremos ver como es en su interior :  tiene una capa muy pequeña exterior que es la que vemos, aparentemente muy dura, pero en su interior vemos como los granos de barro están prensados entre sí y como si le damos con los dedos estos se desprenden con facilidad.

Pues bien el pavimento de barro es exactamente igual :  costa de una capa de unos 2 mm de grosor que el la parte vitrificada mas dura y que pisamos, pero por debajo de esta capa se encuentra el granulado del que hemos hablado antes.

Volvamos ahora a pensar en una maquina de limpieza de agua a presión.  Si tenemos claro que nadie pondría su mano de bajo, pensemos en como afecta a un pavimento de barro con solo unos 2 mm de superficie vitrificada dura.  Sin lugar a duda no a la primera, ni a la segunda, ni quizás a la tercera, pero con el tiempo tenemos que tener claro que vamos a ir erosionando esta superficie hasta atraversarla y llegar a la zona de granulado comentada.  Por su puesto que esto dependerá del grado de dureza del barro :  no es igual un barro manual que uno mecánico, ni un tipo de arcilla con otra; pero a la larga tenemos que tener claro que vamos a ir erosionando el suelo hasta llegar a niveles como el de la foto de a continuación o muchos peores :





En estas dos fotos podemos observar claramente al efecto de deterioro al que nos referimos y créanme cuando les digo que este no es de los peores casos y que concreta mente en este se consiguió recuperar en gran medida (ver trabajo).

La mala noticia es que si se sobre pasa este punto y nos cargamos la zona vitrificada que es la que pisamos, el barro comenzara poco a poco a desmoronarse bajo nuestros pies, llegando en los peores de los casos a ser irrecuperables y teniendo finalmente que proceder a levantar el suelo y cambiarlo por otro nuevo.

Por este motivo recomendamos encarecidamente no utilizar maquinas de limpieza de agua a presión en suelos de barro, o por lo menos si se hace puntualmente, hacerlo a una distancia donde la presión de salida del agua no sea tan fuerte y directa con el suelo de barro.

Sabemos que en las zonas de exteriores donde se acumula el verdín, es tentador utilizar estas máquinas de presión a corta distancia ya que suele levantar todo el verdín del suelo, pero estamos no solo deteriorando el suelo; si no además abriendo cada vez mas el poro del mismo, con lo que el verdín tendrá cada vez mas fácil arraigar en las losas de barro.  Recomendamos ponerse siempre en manos de profesionales y utilizar los productos que existen en el mercado para tal cometido y que va a eliminar el verdín del suelo de barro sin deteriorarlo.

Esperamos que este artículo sirva para aclarar dudas y sobre todo ayudar a conservar en buen estado sus suelos de barro exteriores.