Tratamientos Terracota

martes, 16 de septiembre de 2014

LA UTILIZACION DE TRATAMIENTOS TRADICIONALES



En numerosas ocasiones cuando tenemos que decidir sobre que suelo poner en nuestro hogar, muchos se deciden por utilizar suelos de barro artesanal.

Una gran mayoría lo hacen tras haber visto muestrarios de suelos de barro con distintos proveedores; sin embargo muchos son también los que toman la decisión sin haberse asesorado previamente sobre si hay que tratar el suelo para evitar absorciones de líquidos y manchas y de cómo hacerlo.
También ocurre que muchos de estos proveedores suministran sus propios productos para tratar los suelos de barro, como si fuese algo muy sencillo de realizar; y es cierto que en muchas ocasiones así lo es, pero otras no tanto.

Vamos a partir del caso que es más a menudo de lo que parece, de que ya se ha comprado e incluso instalado el suelo en la casa y ahora toca aplicar un tratamiento y es aquí donde comienza nuestra historia.

A modo de ejemplo vamos a hablar de nuestra pareja Antonio y Sofía que han instalado en su casa nueva un bonito suelo de barro que compraron al proveedor X, pero que por supuesto requiere de la aplicación de un tratamiento una vez finalizada la obra.

Es aquí cuando comienza la labor de informarse de que tratamientos es el más adecuado y donde muchas veces empieza la pesadilla.  ¿Por qué? Muy sencillo, uno puede encontrar en el mercado numerosos productos para tratar suelos de barro, y lo que es peor mucha gente de buena voluntad que comienzan a darnos consejos o a decirnos que tal persona aplico tal producto o lo limpio con aquel otro, etc.

Veamos : 

Tratamientos tradicionales hay muchos pero podríamos reducirlos en :  Aceite de linaza, Cera líquida y barnices.  Todos ellos productos que podemos encontrar casi en cualquier droguería, sin embargo : ¿son estos los mejores productos para tratar un suelo de barro?

Antes de nada habría que retroceder en el tiempo para ver qué demonios se hacía antes para tener los suelos de barro tan bonitos.  Antiguamente los suelos de barro se solían lavar con jabón verde y luego se le aplicaba una mezcla de cera de abeja, parafina y endurecedor, que todo ello mezclado con aguarrás se calentaba y se aplicaba al suelo y este quedaba totalmente protegido y con una textura natural realzando el brillo y color natural de la losa de barro.

Sin embargo tratar de trasladar este procedimiento a la actualidad no es nada practico por diferentes motivos :  Lavar el suelo con jabón verde y a mano digamos que mejor ni planteárselo y por otro lado el compuesto de cera de abaje, parafina, endurecedor y aguarrás; requiere de estar calentando cada dos por tres para que este líquido y lo que es peor es súper inflamable.

Por estos motivos, hoy en día casi nadie sigue ya con este procedimiento tradicional y el sustituto son productos como los antes mencionados : aceite linaza, cera líquida y barnices.

Ahora contestando a la pregunta anteriormente planteada :

¿Son estos los mejores productos para tratar un suelo de barro? 

Desde mi punto de vista no lo son ya que principalmente si en un primer momento puede ser efectivo requiere de continuas aplicaciones casi anuales para mantener la estética y funcionalidad; y en muchos casos terminan afectando a la tonalidad natural del barro oscureciéndolo cada vez más.
Por otra parte hemos dejado atrás y sin importancia, la que para mí es la fase más importante y delicada para obtener un suelo bien tratado; y es la fase de limpieza.

A que me refiero con esto de limpieza :  No a barrer el suelo o fregarlo; si no a la eliminación por completo de resto de obras, manchas y sobre todo partículas de salitre.

Pensemos que la arcilla utilizada para fabricar el suelo de barro suele contener concentraciones de salitres (dependiendo del tipo de barro más o menos alta) y que cuando se coloca en obra se utiliza cemento, arena y agua que también contiene partículas de salitre.

Digamos que el salitre es el enemigo público número uno del suelo de barro ya que puede terminar por deshacer el barro hasta convertirlo en arena.  Todos habremos visto sobre todo en exteriores losas de barro donde la parte que pisamos se va convirtiendo en arena poco a poco.

Esto se debe a que el salitre con las dilataciones de frio y calor, cristaliza y terminar por romper las losas de barro.

Por este motivo insisto en que la fase de limpieza es la más delicada.

Productos en el mercado hay muchos, aunque yo os recomiendo los de las casa Monestir que son productos profesionales y que dan muy buen resultado; y tienen un amplio catálogo de productos específicos tanto de limpieza y tratamiento para diferentes superficies de suelos.

Por otro lado ¿es práctico que nosotros mismos realicemos el proceso de limpieza y tratamiento?  Yo creo que va a depender mucho de la cantidad de metros de que estemos hablando de superficie; ya que para superficies de no más de 50 m2 es posible que con las instrucciones adecuadas de uso podamos realizar todo el proceso por nuestra cuenta, pero para mas metros mejor ponernos en manos de empresas profesionales como Tratamientos Terracota (www.tratamientosterracota.es), que se encargan de todo el proceso y son distribuidores de productos Monestir.


En definitiva, os recomiendo que no os lieis con tratamientos tradicionales o recomendaciones de personal no cualificado y profesional; y que siempre os asesoréis y pongáis en manos de empresas profesionales que puedan demostrar su experiencia en el sector de la limpieza y tratamientos de suelos de barro ya sea de interior o exteriores.